6/27/2007

Huelga general de Subcontratistas de CODELCO


Más de cinco mil trabajadores subcontratistas de la principal empresa cuprífera de Chile, iniciaron, hoy lunes 25 de junio, una huelga general en el marco del incumplimiento de los acuerdos del año 2006 y nuevas demandas que buscan mejorar las condiciones laborales.
Con sendos bloqueos de calles, en la zona de El Teniente en Rancagua los trabajadores iniciaron el primer día de movilización. Acción, que se radicalizó, después de conocer la trágica muerte de uno de los mineros al interior de las faenas.
Las demandas de los trabajadores se centran en: la exigencia de cumplir el acta de acuerdo de enero del 2006, firmado entre los mismos trabajadores y la empresa después de haber cumplido más de veinte días en huelga. A la vez, demandan el pago de un bono por el aporte de los trabajadores -en el cumplimiento de las metas de la empresa- y que se aplique, de una vez por todas, la ley de subcontratación aprobada en el Congreso antidemocrático de Chile.
En la misma línea, los trabajadores subcontratistas han planteado que se implemente un plan básico de salud, vivienda, educación y becas para todos, incluyendo las familias, en tanto las utilidades de CODELCO dan para aquello. De hecho, uno de los argumentos dice relación con que, hasta la fecha, los altos valores del metal rojo no se condicen con la situación laboral de cada trabajador subcontratista.
La huelga general, se decidió el pasado jueves 21 de junio, en el marco del Congreso de trabajadores mineros que agrupa a cerca de 80 mil personas, realizado en Machalí. En la ocasión, se convocó a todos los subcontratistas de CODELCO a manifestar su repudio al incumplimiento de los acuerdos y a exigir un igual trato respecto a los trabajadores directos de la empresa.
Luego de haber conversado, desde marzo a la fecha, en una mesa de negociación entre la empresa y representantes de los trabajadores, se decidió optar por la vía de la huelga, ya que la respuesta a las distintas demandas fue considerada, por los trabajadores, como insuficiente y general. El rechazo, a la última oferta empresarial, originó optar por la huelga general como instrumento legítimo y efectivo para el cumplimiento de sus demandas.

Los trabajadores, conscientes de la justeza de su petitorio, tienen claro que esta nueva jornada de movilización puede extenderse más allá de los 21 días del 2006, en tanto la empresa no ha mostrado buenas voluntades para resolver el conflicto.