10/04/2007

Homenaje al General Carlos Prats


Con los últimos acontecimientos en el mundo castrense, es difícil poder hacer una síntesis de la figura del General Carlos Prats, pues es evidente que como él, por lo menos en estos 33 años desde su asesinato, planificado, ejecutado y ordenado por Pinochet y sus compañeros de armas, nadie, nadie se le ha igualado y su figura como militar DEMOCRATICO y ciudadano se ha ido fortaleciendo cada vez más.

Nació en Concepción el 24 de Febrero de 1915, a los 16 años ingresa como Cadete a la Escuela Militar, durante toda su carrera se destaco en sus estudios y fue en el año 1949 cuando egresa de la Academia de Guerra como el mejor alumno seguido del General Rene Schneider quien fuera su amigo y antecesor en el mando del Ejercito. Su visión de la realidad en momentos en que la situación política era compleja por los esfuerzos desmedidos de la Casa Blanca, la derecha política y la reacción burguesa por derrocar a la Unidad Popular fue abriendo paso a la consecuencia de su pensamiento manteniendo su profesionalismo. Prats fue nombrado como Comandante en Jefe de las FF.AA. a fines del gobierno de Frei Montalva siendo sucesor del General Rene Schneider, General que fuera asesinado por el grupo de ultraderecha PATRIA Y LIBERTAD y miembros del Ejército, el cuál no concebía en ningún caso a las FF.AA. como una opción de poder, fue quien afirmó que “hacer uso de las armas para llegar a la conducción del país implica simplemente un desconocimiento y aún más una traición al país que le ha entregado esta tarea”. Prats desde ese momento se propuso avanzar hacia una institución respetuosa de la Constitucionalidad y la Institucionalidad y sensible a los problemas populares, estaba convencido de que las FF.AA. deben ser obedientes al poder civil elegido democráticamente y su misión, la de garantizar la soberanía a los chilenos, sin deliberar en la política.
Sin compartir el pensamiento socialista del Presidente Allende, mantuvo la lealtad hacia las autoridades constitucionales enfrentando la conspiración, inclusive desde dentro del Ejercito donde meses antes del golpe Prats habría frustrado cinco intentos de insurrección, siendo el mas valorable cuando sale personalmente de La Moneda y reduce a los tanguistas que intentaban dar un golpe apuntando contra la casa de Gobierno en el hecho conocido como “el tancazo”. Tampoco fue amigo intimo del Presidente Allende, ellos mantenían un mutuo respeto según lo que él mismo afirmo en una entrevista: “no compartí su ideología marxista pero lo enjuicio como uno de los gobernantes más lúcidos y osados del Chile del siglo veinte y al mismo tiempo, el más incomprendido”. En 1972 el Gobierno conforma un gabinete con presencia militar con el objeto de construir paz social, Prats asumió como Ministro del Interior, más adelante en Defensa llegando a ser Vicepresidente de la Republica, en este contexto, él no suscribe un compromiso con Allende sino con la soberanía popular que había dado origen a un gobierno legítimo, intenta mantener la cohesión y la verticalidad del mando del Ejercito, pero va más allá, como el mismo señala, contribuyo a “una participación realista de las FFAA en las grandes tareas del desarrollo del país que tiene trascendente incidencia en la seguridad nacional”.
Poco a poco los enemigos del General fueron ganando terreno hasta finalmente lograr aislarlo obligándolo a renunciar el 23 de Agosto de 1973, entregando el mando a su hombre de confianza el General Augusto Pinochet. El 15 de septiembre de 1973 Prats abandona el país junto a su esposa Sofía Cuthbert radicándose en Argentina, siendo buscado afanosamente por la DINA para asesinarlo. Tomando conocimiento de esto deciden viajar a España pero la Cancillería Chilena no le entrega sus pasaportes y el 28 de Septiembre de 1974 el terrorista y agente de la DINA Michael Townley, bajo el mando de l General manuel Contreras, colocó un aparato explosivo debajo del automóvil de Prats. Dos días mas tarde a las 0:50 cuando el matrimonio llegaba a su casa Townley hace detonar el explosivo a través de un control remoto, muriendo ambos instantáneamente. Después de iniciado un extenso juicio para aclarar su asesinato y el de su esposa, se conoce la participación del terrorista Chileno, oficial de ejercito Mayor Enrique Arancibia Clavel, siendo condenado a cadena perpetua en Argentina, el cuál hoy goza de libertad después de haber recibido una rebaja en la pena siendo favorecido por una norma legal.
Hoy, el ejercito y las FFAA tienen una tarea pendiente, la de dar a conocer el paradero de todos los cuerpos de los DDDD y dar a conocer los documentos de la DINA y la CNI que no han sido entregados a la Justicia para el esclarecimiento de la verdad y justicia. En los últimos meses hemos tenido a dos oficiales prófugos de la justicia además de la idea de crear un partido político de militares con clara ideología pinochetista, fascista y antidemocrático, el cuál no aporta a la Unidad del país y deja clara de cuál es la ideología de la Doctrina de seguridad nacional que hoy aun esta vigente en las fuerzas armadas.
A 33 años de su muerte, hacemos un fuerte llamado a las FFAA en su conjunto, a valorar la figura y la trascendencia de este militar ejemplar, su doctrina y su pensamiento. Su fuerte consecuencia con la soberanía popular y su gran compromiso con la patria y su pueblo. Hoy, el alto mando debe hacerse cargo de unas FFAA que violaron los derechos humanos, con la difícil tarea de devolverle el prestigio y la estima de un pueblo que no olvida.
Por esto, las Juventudes Comunistas exigimos:
Exigimos la verdad en materia de DDHH, saber donde se encuentran los cuerpos de los DDDD y la veracidad en los participantes de todos esos atropellos.
Exigimos justicia en el asesinato del General Carlos Prats, creemos justa la extradición de Enrique Arancibia Clavel, quien hoy goza de libertad en Argentina.
Exigimos el cambio en la Doctrina de las FFAA, erradicando de su ideología la Doctrina de Seguridad Nacional, tomando como eje fundamental al “enemigo interno” e instaurando una Doctrina verdaderamente democrática al servicio del Chile y su soberanía, no tan solo territorial sino también de sus recursos naturales no renovables y de su soberanía económica ayudando en el progreso del país y no otra Doctrina foránea al servicio de la dominación de los Estados Unidos.
Exigimos la búsqueda y aporte concreto con la integración Latinoamericana, conformando un bloque de ayuda estratégica con los países vecinos.
Exigimos degradar la figura del dictador asesino y ladrón Augusto Pinochet, dejándolo como un General anti-constitucional y traidor a la soberania popular.
Exigimos el cambio de nombre a la calle Zenteno por el nombre de General Carlos Prats, en su memoria y en el rescate de su obra.
Por unas FFAA al servicio de la patria, con un fuerte compromiso en la seguridad nacional y el respeto por los ciudadanos, en la memoria activa de Carlos Prats y un cambio real a la Doctrina de seguridad nacional.
Comisión Nacional Militar
JJCC

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Compañeros, desde Mexico saludos. Que buen sentido patriotico tienes! Sin lugar a dudas tanto el General Schenaider como el General Prats dejaron en claro lo que debe ser un buen soldado : patriotico y apolitico. Mi admiracion a ellos y muerte a los tiranos como Pinochet!!

11:47 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home